Con la llegada del frío y los cambios de temperatura, disminuyen nuestras defensas y aumenta la probabilidad de sufrir infecciones como resfriados. Los más pequeños son más vulnerables a padecer este tipo de enfermedades debido a la inmadurez de su sistema inmunitario. Un adulto se puede resfriar de 2 a 4 veces en un año, mientras que los niños pequeños pueden llegar a padecer de 5 a 8 episodios de infecciones respiratorias en el mismo periodo de tiempo. De hecho, hasta los 10 años, cuando maduran las defensas del organismo, se calcula que un niño puede padecer hasta 100 infecciones, la mayoría de ellas serán del aparato respiratorio.

Además, los más pequeños no tienen aún adquiridos algunos hábitos de higiene que pueden ayudar a no contraer infecciones como lavarse frecuentemente las manos. También acostumbran a pasar mucho tiempo en espacios cerrados con otros niños, como en el colegio o la guardería, donde comparten juegos, cucharas, vasos, etc. Todos estos factores les hacen especialmente vulnerables a las infecciones.

Laboratorios Ordesa, que cuenta en su línea de complementos pediátricos con Imunoglukan P4H para ayudar a reforzar el correcto funcionamiento de las defensas, te brinda algunos consejos para mantener las infecciones alejadas:

Mantener las manos limpias. Es importante acostumbrar a los pequeños a lavarse bien las manos frecuentemente y mantener una higiene adecuada para evitar la proliferación de bacterias. Por ejemplo, antes de las comidas, después de jugar o cuando llegan del parque.

Limpiar regularmente los juguetes. En ocasiones se los pueden llevar a la boca, especialmente los bebés, y ser una fuente de transmisión de virus.

Ventilar los espacios cerrados. Se recomienda ventilar la casa diariamente, para evitar la concentración de virus y que no se reseque el ambiente en exceso por el uso de la calefacción. Puede ser recomendable también el uso de humidificadores y evitar siempre fumar cerca de los niños.

Evitar los cambios bruscos de temperatura. Cuando nuestro cuerpo cambia de temperatura de golpe aumentan las posibilidades de contraer resfriados, especialmente los más pequeños.

Cuidar la alimentación. Aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina C como naranjas, limones o kiwis, ayuda a elevar las defensas y evitar resfriados. También puede ser recomendable tomar algún complemento alimenticio que ayude a reforzar el sistema inmunitario.

Imunoglukan P4H®, un complemento alimenticio para reforzar las defensas de forma natural

Imunoglukan P4H , de Laboratorios Ordesa, es un complemento alimenticio que ayuda a reforzar el correcto funcionamiento de las defensas naturales gracias a su contenido en vitamina C. Además, contiene Imunoglukan, compuesto vegetal 100% de origen natural del grupo de los betaglucanos extraído mediante un exclusivo proceso de la seta Pleurotus ostreatus, llamada comúnmente gírgola o seta de cardo.

Los betaglucanos son sustancias que se encuentran en los cereales, las algas o algunas especies de setas, de uso común en la medicina asiática. Para que estas sustancias sean realmente efectivas, no basta con consumirlas a través de los alimentos donde están naturalmente presentes, sino que es necesario extraerlas, purificarlas y concentrarlas.

La toma de Imunoglukan P4H es muy recomendable en otoño y primavera, donde los cambios de tiempo favorecen la aparición de resfriados e infecciones respiratorias. Se puede tomar de forma continua durante 2-3 meses antes de que empiece el frío, y preparar así el organismo para el invierno.