El embarazo es una etapa especial en la vida de la mujer. Todos los cambios que experimenta su cuerpo y la gestación de una nueva vida requieren una cantidad extra de energía, nutrientes y vitaminas. Por ello, los médicos recomiendan durante el embarazo, además de tener una alimentación sana y variada, complementarla con suplementos que ayuden a cubrir el aumento en la demanda de nutrientes.

Un elemento esencial, especialmente en el primer trimestre, es el ácido fólico, una vitamina del grupo B.  Si bien existen alimentos que lo contienen de forma natural, lograr cubrir las necesidades diarias de una embarazada sólo a través de la dieta puede ser difícil, ya que esta vitamina es muy sensible a la temperatura y puede perder propiedades durante la cocción de los alimentos o si estos se congelan.

Para asegurar que la embarazada cuente con la cantidad suficiente de ácido fólico, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar suplementos que aporten 400 microgramos de este nutriente al día, desde que la mujer comienza a buscar un embarazo hasta la semana 12 de gestación. Una ingesta adecuada de ácido fólico ayuda a prevenir defectos del tubo neural y reduce el riesgo de parto antes de término. Además, protege frente al deterioro del estado de ánimo durante el embarazo y el postparto. La OMS también aconseja reforzar la ingesta de hierro a través de la suplementación oral, en este caso con el objetivo de evitar la anemia durante la gestación.

El Omega-3 es otro de los nutrientes que no le puede faltar en la alimentación de las embarazadas. Este ácido graso está presente en alimentos como los pescados azules, algunos frutos secos y semillas y contribuye al normal desarrollo cerebral y de los órganos visuales del feto.

Las embarazadas también deben asegurarse que incorporan la cantidad suficiente de vitamina D para ayudar a mantener huesos y dientes fuertes. El yodo es otro nutriente fundamental para la gestante, que puede encontrarse en la sal yodada, los mariscos, o algunos pescados como el bacalao o el abadejo. Este elemento es necesario para satisfacer la necesidades de la glándula tiroides materna y evitar alteraciones en el desarrollo fetal tanto físico como mental.

Una fórmula renovada de DONNAplus Embarazo

DONNAplus, la línea dedicada al bienestar y la salud de la mujer de Laboratorios Ordesa, quiere acompañar a la mujer en esta importante etapa de la vida ayudándola a llevar un embarazo seguro para ella y su bebé. Por ello, recientemente ha renovado la fórmula de DONNAplus Embarazo para adaptarse a las últimas recomendaciones de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) en cuanto a los nutrientes que deben ingerir las embarazadas, ya sea través de la alimentación o en forma de complementos alimenticios para asegurar una ingesta adecuada.

La nueva fórmula de DONNAplus Embarazo incorpora un alto contenido de ácido fólico en un formato que aumenta su biodisponibilidad (Quatefolic®), hierro aminoquelado, y cubre el incremento de los requerimientos de yodo. También presenta DHA, un ácido graso Omega-3, procedente de microalgas, una fuente lipídica que destaca por su elevado grado de pureza y concentración, un suave aroma y sabor, y por su elevada biodisponibilidad y tolerancia digestiva.

La nueva fórmula contiene 11 vitaminas incluyendo las del grupo B, C, D y E que ayudan a prevenir posibles carencias. Está elaborada con sales queladas de hierro y zinc, para favorecer al máximo la tolerancia digestiva y la absorción de estos minerales. Además, no contiene gluten, ni lactosa, ni sacarosa.